“Cinco bandas de hardcore explican en qué consiste su circuito alternativo” | La Maga

Ciudad de Buenos Aires, miércoles 23 de febrero de 1994 | Artículo original de la revista “La Maga” por el periodista Juan Ayala.

  Musicalmente, la década del noventa se caracteriza por la abrupta aparición de tendencias largamente relegadas que inmediatamente se fusionan con otros estilos. En el caso del hardcore, descendiente directo del punk rock que hoy, aliado a éste y al trash, al funk y al rap, está creciendo de manera incesante en Buenos Aires. El guitarrista Fede (DAJ),el bajista Leonardo (NDI), el baterista Juanjo (BOD) y los cantantes Mosca (2 minutos) y Federico (Detenido Desaparecido) explican las razones por las cuales se dedican al hardcore. Son grupos que organizan frecuentemente festivales a beneficio de hospitales, escuelas y cooperativas y responden a una lógica según la cual “una birra menos es un paquete de algodón para un chico internado en un hospital”:

– ¿Cuándo y por qué empezaron a tocar hardcore?

Mosca: Nosotros comenzamos a tocar a fines del ’87. Lo nuestro fue hardcore punk y punk rock; después terminamos tirándonos directamente al punk rock. De chico escuchábamos la típica trilogía: Sex Pistols, The Clash y Ramones. En el ’82 esta música la escuchaba en un programa que se llama “El Tren fantasma”, que a mi me abrió la cabeza. Esa época se había hecho el tercer BA Rock y yo me cagaba de risa porque veía todos los hippones con margaritas en las manos. Todo llega tarde acá.

Federico (DD): Nosotros nos armamos en el ’90 porque no había una banda que dijera lo que nosotros pensábamos que había que decir, que nos representara, asi que formamos el grupo para decir lo que necesitábamos. Pienso que los políticos, los militares y los medios de comunicación manejan mucho a la gente. El poder terrible que tienen se nota en la calle. Entonces, nuestras letras empezaron a hablar de todo eso. En el ’90 estaba Alfonsin (NdeR: el presidente era Menem) en el gobierno, pero en realidad, él era un títere de los militares cuyo poder en ese momento era mucho más notorio que ahora. Hablamos de eso y también de los 30 mil desaparecidos que la gente olvidó, y de Malvinas.

– Cuando a mediados de los setenta surgió en Londres el movimiento punk, su premisa fue romper con el rock sinfónico y hacer una música directa y sencilla que les permitiera decir cosas. La necesidad de gritarle verdades a la sociedad provocó que el movimiento no creciera musicalmente, ¿eso les puede pasar a ustedes?

Fede (DAJ): A mi me pasó eso. La primera vez que agarré una guitarra no lo hice para tocar la guitarra, sino para formar parte de un grupo que dijera las cosas que yo quería decir. Después sí me gustó tocar la guitarra y empecé a estudiar. La evolución vino como algo natural. Dentro del estilo hardcore trato de innovar y de expresar mi personalidad. Yo escribo muchos de los temas del grupo y trato de que las letras me representen a mi.

Juanjo (BOD): Todas las ramas musicales evolucionan, no se quedan solo en lo suyo sino que se fusionan con otros estilos. En mi caso, yo quiero tocar la batería cada vez mejor, progresar y que con la banda hagamos algo bien profesional, que nuestra música sea digna de escuchar. A veces los estilos musicales pueden encasillar, pero por ejemplo, la fusión del hardcore , el funk, el punk y el reggae le da mayor amplitud a tu instrumento y, por lo tanto, a la composición. Me interesa que mi aprendizaje se refleje a medida que pasen los años.

Federico: Yo coincido. Nosotros también empezamos mas para decir cosas que para tocar. Después eso te va quedando chico y vas aprendiendo, abris el panorama. Nosotros empezamos haciendo punk rock y ahora también hacemos rap, reggae, pusimos un saxo. Pero, si no sabés, te vas a quedar siempre en lo mismo.

Juanjo: De todas maneras, hay bandas tradicionales como los Ramones, que hacen lo mismo que hace 15 años porque quieren conservar su esencia y eso también está bien.

– Hay muchas bandas hardcore y punk, existen sellos discográficos independientes dedicados a esta música y hay muchos fanzines que coinciden con sus ideas. ¿Ustedes integran un movimiento?

Fede: Yo no se si llamarlo movimiento

Mosca: Es una masa de gente que quiere decir algo. Dentro de eso hay diferentes estilos.

Leonardo: Es un movimiento porque vos tocÁs, la gente te va a haber, hay muchos grupos, el público piensa como vos, le gusta lo que hacés.

Mosca: Hace cinco años no hubieras podido ver jamás una banda de punk rock, otra de hardcore y una de trash juntas. Habia mucha discordia, era todo muy chocante. Hoy eso si se puede dar y si al público no le gusta un grupo, lo escucha igual. Es algo grosso porque antes eso no se lograba. Eso habla de una evolución también en el público, que respeta lo que no le entusiasma demasiado.

Federico (DD): Nosotros queremos mostrarle a la gente que, además de ir a un recital o comprar una revistita, hay otras cosas. Que vea un poco más allá que se muevan para hacer algo en contra de todo aquello que nos jode, porque sino, la vida pasa y no se cambia nada. No se trata de ir a gritarle a la policía: “hijos de puta”, sino de hacer algo para cambiar las cosas. La presión de la sociedad para que una persona no sea diferente es muy grande. Los militares te joden por más que pienses que están en el Edificio Libertador  y de ahí no van a salir; joden igual. Los políticos, La Iglesia… Tratamos de mostrarle a la gente que hacer algo en contra de eso es ayudarse a uno mismo y a los demás. Va mucho más allá de lo musical. La gente tiene que romper límites, no debe aquietarse. Nosotros organizamos recitales a beneficio, juntamos ropa y comida para hogares de niños. Es bueno poder disfrutar de un recital y a la vez, estar ayudando a otro. El hecho de que dones una curita ya es algo. Hay que concientizar a la gente para que sea más solidaria. Una birra menos es un paquete de algodón que le puede servir muchísimo a un chico que está en la Casa Cuna. Si en una letra hablamos de la gente pobre, además tratamos de ayudarla; si hablas de personas que tienen SIDA, ayudá a la gente que tiene SIDA. La movida punk no tiene muchos medios, pero igual nos solidarizamos con los que menos tienen.

– ¿Entonces el mensaje punk que decía “no hay futuro” ya no corre?

Mosca: Es verdad que antes al punk no le importaba nada, pero eso quedó allá perdido en el tiempo. Nosotros, por ejemplo, tocamos para ayudar a los indios mapuches.

Federico (DD): Casi todos los grupos que están representados en esta charla participamos de un festival para ayudar a los mapuches de Ingeniero Jaccobacci. Se mandó ropa y alimento son perecederos a una cooperativa de allá que los re -transó, porque la ropa se la vendían a los indios o sea la cambiaban por artesanías o lana. Fue cualquiera esa cooperativa, cagó todo. Igual, nuestro grupo sigue haciendo recitales a beneficio porque, salvo ese caso, tenemos contacto con la gente que va a recibir la donación. La gente grande se asombra de ver a chicos con borceguíes, pelos parados y comperas de cuero llevando una bolsita de arroz. Creen que toda la juventud está en cualquiera y es verdad que la mayoría está perdida, pero hay algunos que todavía piensan y hacen.

– ¿Por qué Detenido Desaparecido no toca en los lugares corrientes del circuito del rock?

Federico DD: Porque no queremos que nos exploten. Normalmente sucede que el dueño del boliche te caga quedándose con mucha guita y vos te quedás sin nada. No estamos de acuerdo con eso, así que preferimos tocar en un lugar más alejado del circuito de la Capital Federal antes que hacerlo en un lugar donde por ahí tenes un muy buen sonido pero el tipo te caga irremediablemente. Prefiero hacer mi recital un poco alejado pero que nadie me joda la vida. No le voy a dar mi sudor a nadie. El año pasado empezamos a tocar en una plaza de Pompeya y robamos la luz y tomamos la plaza sin permiso de nadie. No queremos pagar ni vigilancia policial ni SADAIC. ¿Por qué le voy a dar mi guita a un tipo si yo puedo hacerme un lugar alternativo e independiente?

Leonardo: Lo que queremos es llegar más al público. A mi me interesa que la gente se divierta igual que nosotros.

Fede (DAJ): Ademas de la diversión está el tema de generar un espacio para que las ideas sean comunes. Estando con gente que piensa como uno, la diversión viene sola. Tal vez nuestra mayor falencia sea que no terminamos de transmitir nuestras ideas como para lograr un movimiento que a partir de lo musical haga acciones como las de Detenido Desaparecido. Pero es algo que podemos revertir.

En las redes sociales!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *